ORGANIZACIÓN COMUNITARIA

Para nuestra comunidad el talante y la organización tienen gran importancia, no sólo porque la fe cristiana es comunitaria, sino también porque Fe y Justicia es una Asociación de Comunidades.

Consideramos que los procedimientos democráticos son vitales para toda organización. Somos una comunidad formada y gobernada por laicos/as, que se ha constituido bajo los principios de igualdad y libertad de todos/as los que la formamos. Fomentamos la corresponsabilidad de todos/as. Optamos por una organización flexible que facilite nuestra acción cívica, potencie la comunicación interpersonal y estimule la ayuda mutua, así como la comunicación de bienes.

Habitualmente nos reunimos en pequeños grupos y de forma regular a lo largo del año tenemos varios encuentros del conjunto de la comunidad (convivencias, celebraciones, debates, retiros, etc.).

Para la organización comunitaria nos hemos dotado de Estatutos y otros documentos, así como de medios humanos y materiales. Todo ello es el resultado de reflexiones y experiencias contrastadas sobre nuestra identidad social y eclesial (*Ideario), nuestro compromiso en el mundo (*Opción por los pobres*Compromiso político), el proceso de entrada a la Comunidad (Catecumenado), sobre el uso del dinero y el compartir económico entre nosotros y hacia el exterior (*Ayuda al exterior), sobre la autoridad y su ejercicio en la comunidad, sobre la educación de los hijos/as, etc.

La organización comunitaria, aunque parezca algo periférico, tiene gran importancia para el buen funcionamiento de la Asociación y para llevar adelante nuestro ideario tanto personal como comunitariamente ¡Sólo así podremos ser zona liberada y maqueta de la nueva sociedad! (Ideario número 13).

Enlace a el documento: